24/2/2012

Me las piro otra vez.

Y la nueva dirección, para quien todavía tenga la deferencia de pasarse por un blog que actualiza de año en año:
eviesfera.wordpress.com
Hasta luego.

8/3/2011

Feminismo siempre vigente.

Al contrario de lo que tengo por costumbre, hoy no hay parrafada. Hay un firme convencimiento de que, mientras haya una sola mujer sobre este planeta que sufra discriminación, el feminismo será necesario y el término feminazi una ofensa opresora, además de un término inventado por quienes no desean que la mujer se emancipe de las decisiones que al hombre no incumben.
Aquí tienen un documento difícil de ver, duro, real y que hiere mi corazón humano.


11/2/2011

El hombre del saco es la crisis.

¿Alguien sabe lo que es un iriólogo? Yo no... voy, lo busco y sigo. Aquí está, en realidad se dice Iridología. Menudo cabreo aquel día cuando me lo contó la persona que pagaba porque la miraran en el ojo el dolor del pie. Todo porque me eché unas risas de esas tipo "tú te desayunas tripis o algo, ¿no?".
No me digan por qué. Sospecho que está bastante relacionado con el rollo místico de la Supervirgen, pero aquí, y siento generalizar, las gentes sencillas son especialmente fáciles para los charlatanes. Conozco a una tía incluso que se fue a Aranda a unas bodegas en pleno enero, siguiendo a un chamán piramidal de esos. Y claro, a Protos yo también sé camelarme a la gente, si, además, ya has conseguido sacarles de Canarias en esa época para ir a probar el fresco de la mesheta cashtellana ahí, en todo lo alto. Que hay que tener valor.
La peña está soportando una tasa de paro tan bestia, el número de desahucios es tan serio que... ¿por qué no tirar 80 euros con un vidente/iluminado-de-la-vida que me arregle el karma? Y oye... lo cierto es que otros se lo gastan en dronjas. La diferencia creo que está en qué proporciona más lucidez o cuál es más útil, incluso...
Yo creo que la química es más realista, la verdad.
Incluso lo que es gratis, como hacerte una citología en la Seguridad Social o una analítica de rutina, te la recomiendan con insistencia... de pago. Es lo que llamo yo el síndrome de la guagua privatizada. Como aquí hay un amago de transporte público, la gente cree que es igual de malo en todos los puntos de la geografía (en cuanto a caro y escaso en lineas y horarios). Y como tienen un síndrome, piensan que todos los servicios públicos esenciales hay que pagarlos. De hecho yo a dos chicas las tuve que convencer de que podías ahorrarte 50 euros yendo a una matrona en un centro de salud. Dos compis del curso de Terapia, ese en el que veían normal que la profesora pusiera en el exámen que una baja por accidente de tráfico era igual a una interrupción voluntaria del embarazo.
Y aquí llegamos a Supervirgen de nuevo y al motivo que explica que un curso cofinanciado por el Fondo Uropeo se imparta con material teórico del Foro de la Familia, sacado de Cáritas por la profesora de la academia de formación.

El negocio de la homeopatía cuenta incluso con el beneplácito y aceptación propagandística de Paulino Rivero. Motivo por el que supongo que no invierte demasiado en descentralización de hospitales hacia las islas periféricas. De hecho me imagino al presi leyendo vorazmente a Rafapal y desechando los Rayos-X como método de diagnóstico, teniendo en cuenta la negación del efecto fotoeléctrico y la dualidad onda-partícula, como manda el reglamento del buen oscurantista, porsupu.
Cualquier día de estos se nos apunta, y de paso también nos apunta a los sufridos residentes, al rollo de que no hacen falta las campañas de vacunación para los chinijos, que no sea que nos salgan autistas y lo que falta ahora son más gastos en Educación. Que está la crisis de Egipto dándonos turistas de rebote y no tengo el timple pa polkas. Y además llega el Carnaval.
Aunque ya les digo que no me extraña entre recomendaciones de homeopatía en las farmacias de Lanzarote, un día no y tres sí, los iriólogos, las videntes, la virgen que paró la lava, la acupuntura, y demás consejos distintos del consabido "vete al médico" de rigor, esto es un chollo para gente del tipo de Rappel... y para las empresas chungas y liberales de la muerte.

Yo de momento ando aún flipada con la publicación en La Ciencia y sus Demonios de los grandes hits del pufo en la red. Hay uno que se llama sociedad de la tierra plana. Tiempos extraños aunque de risas también, según se mire...

La puta crisis ha generado una oleada de desesperación irracional. Será eso o questamos tontos, digo yo.

Les dejo con un podcast de Radio 3 en el que se habla de la hilarante postura del presi de las Canary Island y de la homeopatía en general. El invitado era Luis Alfonso Gámez de MAGONIA y habló así de clarito -hace dos meses y pico ya- sobre el tema:



*EDITADO 12 FEB : Además de los mitos del tipo "lo privado es lo mejor" y los grandes éxitos de Pau, un diputado del PP por Lanzarote acaba de dar otra muestra de la desgracia, merecida o no, que tenemos con el nivel de los gobernantes en este archipiélago. Canarias Bruta lo cuenta y anima a la gente a no sentirse de letras o de ciencias, porque existen gobernantes capaces de hacer desaparecer estas expresiones de nuestro lenguaje... ¡ejem!

1/2/2011

Humildad, rara avis



Usted... ¿de qué sabe?
Yo hago unas croquetas de puta madre y le saco nueve copas de vino a una botella de Protos, rácanos ración aldea, eso sí, pero éso es la alta hostelería... si es que puede existir tal cosa... Es ello lo que me provoca una sensación de posesión demoníaca cuando leo al chorras de Carlos Herrera en su columnita semanal, encantado de conocerse a él mismo y a su facha de galán hortera, en una diatriba encendida de si han de llevar o no mantequilla los gloriosos rebozos mencionados y , porsupu, el rabo y el tridente me lo rematan Ferrán Adriá y Sergi Arola. A esos dos no puedo ni verlos el jeto porque encima de gañanes disfrazados, tienen la jeta de hormigón armado y le sacan un 400% a la materia prima. Con lo que se permiten unas plantillas de cincuenta pinches-montaplaticos para servir 12 mesas. Ya me dirá de qué bolsillo sale tal dispendio...pues de los snobs que lo pagan, sin lugar a dudas.

Entonces...¿qué pongo en el formulario?

Pues que sé de muy poco... ponga que de cocina altanera...
Querrá decir alta cocina...
Llámelo como prefiera pero especifique lo de las croquetas. Son croquetas de autora.
¿Croquetas de autora? 
Sí, nadie las clava como yo, oiga, todo el que las prueba lo dice. Es una pena no haber sabido de qué iba el formulario antes de venir a la entrevista...¡podría entonces haberle traído media docena! No me malinterprete. Es que de este modo me va mal. No me gusta la ausencia total de pruebas sobre lo que afirmo.
Me gusta que, cuando me tiro el rollo croquetero, haya oportunidad de demostrar que no exagero porque sean mis croquetas. Es más: a todos mis amigos les hago croquetas y procuro además saber cuáles son sus preferidas. 
De hecho voy cantando la carta de croquetas allá donde se monte una fiesta concurrida:
¡A la rica croqueta, oiga! ¡las tengo al gusto del caballero, de la señora! ¡Tengo la croqueta de jamón: la faaavoritaa de los niños! ¡Deeee boleeetus, gaaamba, pollo,bacalaaao! ¡Para los valientes las tengo de morcilla, de piquillo, de cabraaales!

¡Ejem! Creo que ya he pillado el concepto. ¿Y desde cuándo ha acuñado usted el término? Digo...lo de la croqueta de autor, me refiero, porque, perdone que le diga, ¡es curiosa su afición!... ¿nunca ha pensado rentabilizarlo?

(sonrisa maliciosa)
Si dispone de tiempo y de curiosidad suficiente, yo le cuento la historia de la croqueta mutante...
¿La croqueta mutante?
Le hablo completamente en serio...
Por favor, estoy en ascuas, ilumíneme.
Verá: la croqueta de autor, en realidad, tuvo la oportunidad de ser la reina de la freiduría hace taytantos años... En aquel contexto de tiempo y de KH-7, andaba yo de encargada, que no de gerente, de la barra interior de un mega chiringuito de tapeo veraniego. Horrorizada por la calidad de los ejemplares que, de tan noble porción de gloria, hallé cuando tomé posesión de mi cargo, le propuse al gerente sin ánimo de lucro ni beneficio que se precie, -muy al contrario, perdí control sobre mis verdaderas funciones y trabajé más horas por el mismo dinero, además del componente de paciencia plus extra- enseñarle cómo se hace una croqueta enganchante como la drogaína. Sobre mi conciencia no podía cargar el ver a los clientes cómo se metían en la boca un rebozado anodino... y pagaban el sablazo con evidente arrepentimiento de no haber pedido un pincho de chorizo. Por no hablar de las reacciones de los menos diplomáticos. Esos humanoides snob que se piensan que en las cocinas de los bares están Neo y Trinity montándoles la alpargata de jamón en cero coma dos y que, si efectivamente no es así , se vengan y vuelven otro día a pagarte 20 euros en monedas de a un... céntimo y alguna de a dos. Céntimos también, ¿sabe usted? (verídico)
Fue así como creamos la croqueta perfecta. Perfecta para vender, claro, no para llorar de gusto. Y usted dirá que por qué razón no la hicimos perfecta del todo...
Imagino que fue porque no era rentable...
Se equivoca. De hecho no era posible conseguir la máxima calidad desde el inicio, pero con la práctica es posible llegar a rozar la perfección. Y yo siempre he pensado que el máximo beneficio va de la mano de la calidad suprema. ¿He dicho "va de la mano"?

Sí, eso ha dicho...(contrariado)

Quería decir que deberían ir de la mano. El caso es que yo no podía dedicarme a supervisar la cocina todo el tiempo y, con el éxito de las primeras raciones vendidas, al empresario le entró el fervor especulativo con cuento de la lechera y todo. Contrató a otra empleada más para multiplicar la producción de esta sacra y artesanal delicia, cuando hubieran hecho falta al menos otras dos personas y con el tiempo necesario -ya que comenzaba la temporada alta- para aprender debidamente la receta antes de sacar la tapa al público. 
Ocurrió que, al integrar en la ecuación a una persona inexperta a la que apenas dedicamos tiempo para explicar cómo, cuándo y por qué las croquetas habían de hacerse de una manera u otra, se produjo una abrumadora acumulación de tareas de cocina que llevó irremediablemente a reducir el tiempo de preparación del relleno. Llegamos así al estadío latente de la croqueta mutante. Esto es, al cocer a fuego fuerte se produjo la quiebra con la croqueta de muerte. Ya se había quedado en buena en comparación con las de otros chiringuitos cercanos. Ya no era la puta ama, si me permite la expresión, de las croquetas locales. La gente volvía a la hora del vermouth buscando preferentemente el pincho de morcilla a la brasa. La ración de croquetas quedaba en un inquietante segundo plano cada vez con más frecuencia.
El jefe decía que la morcilla era muy del furor veraniego:
 -"Dejemos que pase el tiempo del hit estival y todo volverá a su croqueta...¡digo a su lugar!", dijo un día muy quemado de asar tanto chori-morci a la parrilla...
Pero, aunque lo negara, la croqueta era su obsesión. En un nuevo arranque de tacañería, ordenó a la cocina reducir la cantidad de ingrediente tropezón en la masa de relleno. Al fin y al cabo, al cocer rápido la leche, ya no tenían el sabor primigenio...¿qué igual da si quitamos unos trozos de jamón? El precio de la ración esperamos a subirlo cuando entre Agosto, que hay más jaleo y la gente entra y sale...
La croqueta mutante llegó entonces a la mitad del proceso. Tomó forma de bloque insulso de bechamel, con regusto a harina cruda y un tropezón de jamón minúsculo para los premiados. La ración  de callos, en pleno verano, tenía más demanda. Y es que... más vale un despojo bien guisao que un frito poco currado que tira a la engañifa. (Regla no escrita que me acabo de inventar)
Mientras mermaba el coste y aumentaba el beneficio de la croqueta cambiante a cada nueva tanda, el verano y la macroterraza provocaban miedo escénico al personal del chiringuito. Todos los días se enfrentaban a las mismas preguntas:
” ¿Daremos abasto para asar morro y chorizo para esta marabunta? ¿Nos darán las tres con el típico grupito cocido hasta el tuétano que pretenden convencernos de ir de fiesta con ellos para darnos la brasa suficiente que nos impida cerrar? ¿Cuántas veces nos quedaremos hoy sin tercios fríos o sin cerveza de barril? ¿Quién será el pijo que pida la carta de vinos como si esto fuera el Palace NH? O peor: ¿Quién pedirá el Rioja Diamante? ¿Cuántas veces al jefe de parrilla le dará un golpe de calor y nos lanzará objetos con ira e intención asesina? ¿A qué hora me pedirán la primera sacarina después de haber cambiado un descafeinado de sobre por uno de cafetera a otra clienta pedorra en la misma comanda de hace media hora, para lo que tengo que recorrer 50 metros más de lo necesario? ”

El verano era especialmente caluroso, caía fuego y la terraza hervía en muchedumbre todos los días, sobrepasando los límites de la plantilla y provocando escaqueos y bajas repentinas los fines de semana. Dos bandos claramente diferenciados: los contratados a sueldos ridículos y los extras de la economía sumergida. Follones entre barra y carpa, entre carpa y terraza, entre cocina y barra, entre barra y terraza. Entre cocina de barra y cocina de carpa…
“Estos curran más, aquellos se han echado dos cigarros seguidos, vosotras iros a fregar, tu padre mató al Yiyo…” Y en un plis plas el chiringuito pasó a ser un polvorín con un parrillero al que se le iba la olla con el queroseno.
A estas alturas de la temporada, las pinches de cocina tenían que hacer las croquetas mientras vigilaban freidoras con calamares, planchas con champiñones, microondas con chori-morci y picadillo, a las pinches de la cocina de la barra que se colaban para hurtar vajilla y alpargatas pan tomaca ya montadas…
El hecho de no haber nacido con ocho brazos, como los del pulpo que ponían a la gallega, fue trascendental para que decidieran que no pasaba nada por engordar la bechamel echando más harina encima de la leche. Eran dos minúsculos detalles nada más: tener dos manos y poco tiempo, pero lo suficientemente decisivos como para que un gran producto, delicioso y popular, termine siendo una tapa vulgar y grasienta.
De modo que la croqueta mutó completamente para convertirse en una especie de bollo que, al partirlo en dos, tenía miga de pan dentro con aroma de jamón como el de las patatas fritas.
¡Aaaay, el amor por el detalle, joven! Algo tan sencillo de entender y que tanto le cuesta al empresario con exceso de codicia…y al arrogante que vende una marca sin contenido.

Es increíble… ¿cómo puede contarme esta historia sin haberme traído las dichosas croquetas?

Ya se lo decía yo. Sabía que al final usted querría comprobarlo.
[...] FIN

[Entre tanta gilipollez suscitada por la Ley Sinde y un buen número de analogías dialécticas chuscas (de ínfimo nivel para gente que se autodenomina trabajadores de la Cultura), utilizando desde tomates a chorizos y pasando incluso por los langostinos de la boda, me van a perdonar que aporte mi propia adaptación según mis humildes conocimientos de lo mío:]

Lo mismo me sucede a mí cuando me hablan de un grupo de música que no conozco o de una peli de autor. Primero me descargo un archivo de Fulano DJ o de Lars Von Frier y, si me gusta me hago fan, igual que si usted encuentra una croqueta divina en Parla se hace unos kilómetros de vez en cuando para agasajar el paladar.
El problema está en la contradicción que hay cuando un “creador”que paga para que pongan su bodrio en los 40 principales, quiere que seas su fan y tener razón mientras te llama ladrón por difundir y multiplicar su obra aunque vayas a sus conciertos.
Pero ellos duro que dale con el rollo de que los más afectados son los nuevos talentos...
Estaría bien que alguno llegara a la conclusión de que el tacaño es el que quiere producir la croqueta haciendo trampa para que sea más rentable, echando la culpa al que va a probar la croqueta en hora punta o al del chiringuito de al lado por hacer una croqueta mejor y más asequible.
Si pretenden que parezca razonable legislar para que la gente no comparta su obra, entonces también sería justo que ellos dejaran de pagar a los medios de comunicación para que promocionen su disco y se adapten a la competencia que ha generado la socialización de la red. Y que paguen sus impuestos antes de llorar, que la crisis la estamos pasando (¡ejem!) casi todos. Porque ya vemos cómo se toman algunos las reivindicaciones de los oprimidos...

Les dejo un monólogo sobre la chichilla y la patatica gajo, para echar unas risas muy lúcidas:

9/1/2011

2011 en crisis todavía.

El título es para los que a día nueve siguen con la resaca de Nochevieja y Reyes.
Ya sé que estamos a nueve y éso... pero como le dije a Sota en Facebook que iba a retomar el blós a la puta envidia y como propósito de año nuevo, he pensado que era mejor ir poniéndose y no dejarlo hasta Febrero.
Y para no defraudarles con mi habitual vaguería bloguera, les voy a pegar un comentario propio en Escolar contestando al Sito Lordo en el día de hoy.


Maese Lordo habla de la unión de la izquierda y dice que no debemos insultar a los proletarios con chalete hipotecado por 40 años con BMW de a 500 aurelios la letra durante un lustro. De acuerdo… pero no caiga en insultar al perro flauta y/o punki-postal porque entonces el argumento de la unidad queda muy flojo. Tiene cierta razón Perro flaco en que a todos nos apesta el culo aunque a nosotros nos huela bien. Y hay varios ejemplos en el post anterior con minolles de comentarios.
Por otro lado, lo que yo vengo observando en la última década en lo que se refiere a reivindicación de derechos dentro de la hostelería, es que la cosa va a peor. Por miedo, por la crisis, por indignidad, por el puto dinero, por estar desinformados, porque no distinguen entre intereses de la izquierda y los de la derecha (o no saben cuáles son sus propios intereses y que están confrontados con los del empresario especulador para el que trabajan), porque la gente sólo se acuerda del currito del bar cuando le intoxican los fumadores durante sus 12 horas de trabajo…
Siempre he pensado que dentro de la izquierda hay una falta de unidad patológica. Pero, a diferencia de usted, a mi me parece que la responsabilidad de tal despropósito está más de lado del elitismo paternalista de la gente más y mejor formada, y no del lado del perrofláutico hedonista, aún cuando no comparta muchos puntos de vista con personas a las que atribuyo, quizás equivocadamente, esta etiqueta.
Pensar que vivimos en un país en el que una parte de la población, sea esta de clase alta o de sectores profesionales de alta cualificación, no mira por encima del hombro a la otra parte de la ciudadanía que limpia sus casas, les ponen el café en el bar o les barren la calle… es equivocado. Esta sociedad apañola nuestra tiene el mal endémico del marquesado de chorrapelada…
He trabajado en distintos tipos de Hostelería y en varios puntos de la geografía y también he visitado como clienta restaurantes y cafeterías en varios sitios. Le aseguro que actitudes despóticas sutiles y flagrantes se le escaparían a usted y a mí no.
En base a esto… ¿cómo definimos el límite para soltar el órdago? ¿qué es lo irrenunciable para la socialdemocracia a estas alturas de la película? ¿Hablamos de la socialdemocracia de Vicenç Navarro o de la de Felipe González?
El hecho de que no lleguemos rápidamente a la conclusión lógica de que hay que repartir el exceso de horas extras para disminuir el paro y que prolongar la edad de jubilación repercute en más precariedad de empleo para la población activa más joven, indican que el límite ya se ha rebasado en mi opinión. Y justifican que haya gente de izquierdas que se sienta tan deprimida como para tirar la toalla y sálvese quien pueda.
Siento ser tan negatifa, pero es que se lo han hecho muy bien estos libeggales.


Además está inluida la opinión acerca de la mejora de las condiciones del centro de trabajo de los camaretas gracias a la "Ley antitabaco".
Algunos les daba yo a probar un poquico..

28/9/2010

Yo iría si tuviera curro...mañana puedes ser tú quien me represente.

Esto es una llamada a la solidaridad.
En los últimos dos años mi vida profesional ha sufrido un  parón.
Yo era autónoma porque, harta de que el empresariado hostelero se nutra de tanto dictador que pisotea tu horario y te paga en negro lo que quiere pagarte (no la cantidad estipulada en convenio), decidí, como mucha gente en este oficio, trabajar por mi cuenta y postergar la formación  para salir del sector e intentar otro camino. Así que me auto-empleé casi tres años. Hasta que sufrí la crisis ya en febrero de 2007. En ese momento, lo que estaba petando no era Wall Street si no la burbuja inmobiliaria que también había hecho a mi ciudad pasto de la especulación. De hecho, los chanchullos de cobros anticipados en promociones sin licencia de ocupación, empezó a cobrarse víctimas indirectas. Tuve en mi local a una pequeña empresa familiar ubicada fiscalmente en la provincia, que me dejó una cuenta de menús del día de  dos semanas sin pagar. 
Poco después realicé el traslado a las islas porque mi pareja iba a trabajar por primera vez por cuenta ajena, en lo suyo.  Dejaba de ser su jefe una abultada cartera de clientes para pasar a tener uno sólo o dos como mucho. Más estabilidad menor reto, aunque sólo a priori.
Mientras tanto, yo me apuntaba al paro en el verano de 2008, comenzando una bonita relación con el Serwicio Canario de Empleo, en adelante SwcE, que voy a terminar echando mucho en falta porque ahora la gestión de las bolsas de empleo en la isla la realiza, por las tardes, en las mismas oficinas de la administración pública, FUNCATRA, entidad privada que canaliza el enchufismo-amiguismo-nepotismo con más garantías para los que manejan el cotarro.
 Ardua tarea la de aumentar la competitividad en este país, siempre lo he pensado... 

Visto, mientras hacía entrevistas por mi cuenta, que el sector profesional que tantas alegrías me ha dado y del que tanto he aprendido (sigh), tenía tan normalizada la explotación en este trocito de tierra al que adoro, aproveché para hacerme sendos cursos de formación para desempleados. Ni que decir tiene que, al proceder del régimen general de autónomos y cerrar el café-bar en diciembre de 2007, los cursos me los he buscado yo activamente y activamente he acudido durante casi un año a las clases, puesto que no corría riesgo de perder la prestación inexistente ni de que me sancionaran por no querer formarme. De hecho es que yo quería y por insistir en querer me puse por las bravas cuando vi graves irregularidades, es decir, fraudes a la administración, en el funcionamiento de la academia privada que se lucra con fondos europeos. El resultado del primer enfrentamiento, relacionado con el incumplimiento de la academia en la parte práctica del curso, supuso que me buscara las prácticas por mi cuenta con otra compañera. Conseguimos que nos dieran unas funciones para colaborar en un programa de servicios sociales en un ayuntamiento de la isla. Pero pretendieron que lo hiciésemos de estrangis sin que constara colaboración alguna y, lo que es peor, responsabilidad sobre nuestros actos inexpertos por parte de nadie. Lo que se nos pidió que hiciéramos en un primer momento era de locos.

En el segundo curso, volví a ver las irregularidades e incluso tuve la ególatra oportunidad de decirle in the face a Paulino Rivero que procedía de la hostelería pero que no me importaría currar en otra cosa porque no se me caían los anillos. El corte que le pegué salió por la tele y la gente me vio por segunda vez (antes fue una encuesta de la cesta de la compra en el Spar), pero esta vez sin audio, claro.
Acabé en junio y puse una reclamación al gobierno de Canarias por lo que debí haber denunciado ya en el primero. En la conversación telefónica que mantuve con el jefe del departamento de prácticas de la academia, fui amenazada con unas represalias "que no hemos tomado al admitirte por segunda vez en otro curso distinto". Mi opinión es que me admitieron por su propio interés económico y porque no llenaron las plazas,ni por demanda ni por el nivel formativo de los más humildes en la isla, que son los que viven de trabajar con las manos. Pero qué voy a decir yo, que vi cómo tenían cuidado de no repetir los mismos errores que el año anterior delante de los que habíamos abierto la boca. Eso sí; me quedé sin prácticas aunque el criterio de admisión sigue un orden de prioridad: 

1. primer demandante de empleo 
2. antigüedad en la demanda. 

Presumiblemente estaba entre los tres alumnos de los doce que queríamos prácticas, pero  mi teléfono no ha sido marcado de nuevo para avisarme desde la academia.
En diciembre de 2009 firmé mi primer contrato. Por mediación de mi pariente, que es una forma finísima de decir "enchufe", comencé a currar unas horas a la semana. El inconveniente es que el día que curro es el domingo, motivo por el que el precio de la hora está bastante bien. Bueno por eso y porque recojo basura. La gente que supo que la mujer (¡ay! pobrecica, con lo delicada que ha de ser...) del abogado 
(¡ay! pobrecica, debe de haber estado en casa mantenida toda la vida...) había dicho que por supuesto que quería trabajar, empezaron a hacer apuestas a ver cuánto duraba. Sigo hoy en día y hace menos de un mes me volvieron a preguntar:
-¿Todavía sigues haciendo eso?
- Sí claro, me gusta hacer una pequeña contribución económica y si no hago nada cuando termino los cursos, me deprimo.- contesto con tono de obviedad.
- (cara de asombro) Si, sí...si tal y como están las cosas...

Me encantaría que, en vez de mañana, la huelga fuera el domingo. Pero mucho más me gustaría tener centro de trabajo al que no acudir mañana por tener un empleo mejor. No cuento en las estadísticas como demandante de empleo, tan sólo estoy demandando mejora en el SwcE desde que fui contratada, lo que quiere decir que, de nuevo, no cuento. Estoy en el limbo de la estadística mediática y hay muchos más como yo. Al igual que hay muchos en la economía sumergida cobrando una prestación mientras rechazan los cursos de formación porque con 400 aurelios no se saca adelante a dos chinijos. No es que no quieran, sino que no pueden.

Por todas las personas que engrosan las listas del paro y por algunas que no, como yo, 
que veo que la mayoría trata acojonada de salvar su culo 
(cuando su culo lo defienden realmente los que hacen huelga), porque somos muchos más y muchos estarán dentro de poco en la calle por la mitad y porque hay mucho fraude que atajar antes de que paguemos la crisis los trabajadores.
La huelga es un ejercicio de solidaridad con tu clase, no sólo un derecho que los empresarios y la derecha quieren criminalizar.

Ve por tí, ve por mí, por favor.


13/9/2010

Hermanos pequeños.

En su casa, Santiaguito tocaba la guitarra poniendo banda sonora a la conversación de su madre con sus tías. Yo observaba divertida la escena, comprobando que el sonido de las notas, por habitual, parecía obviado.
Lo "normal" ...
La conversación era jovial y estaba salpicada de comentarios ingeniosos de la pequeña de las hermanas de su madre. Y la guitarra acústica sonaba cálida, amable, reconfortante.

Una conjunción espontánea, casual pero también causal de buenas vibraciones...


Imagen: Entertainiment 13 de agosto de 2010, Plaza del Trigo, 
Aranda de Duero. 
Fotografía original: Victor Sainz

2/9/2010

Se busca gente seria y responsable (ejem!)

Dependienta para boutique de moda baño


Email de contacto: pituquemeirritu@hotmail.com

Teléfono de Contacto: 928XXXXXX


Descripción: 
Se busca dependienta para tienda moda de baño,Playa Blanca.
Imprescindible vehiculo e ingles
Usuario: _______
Fecha de Alta: 26 August, 2010
Caduca en: 24 Día(s)
Veces visto: 1094

2/8/2010

Te conozco.

Dices que no, que no te conozco.
Conozco esas palabras dulces, esas declaraciones de amor, esas falsas promesas de felicidad que la haces. Los besos, las caricias, los celos que pretenden ser la marca territorial sobre ella... también los conozco.
Te conozco tantísimo que sé lo que llegará después. Llegarás a decirla lo que no te gusta que se ponga, ya que tú sufres por los celos. No admitirás una llamada de un amigo ni que ella se detenga a saludar a alguno que no conoces. Y aún más: cuando todo el mundo menos ella vea que no la quieres, porque la tratas como si fuera propiedad privada, ya no querrás que hable con nadie, que trabaje, que salga a tomar un café con las amigas o a pasar un día en el parque de atracciones con su familia. Dirás que te duele y que si ella no hace lo que la pides, no te quiere.
Pero no tendrás suficiente con éso. Cuando ella sea un guiñapo, una sombra fantasmal, cuando crea que no tiene a nadie más que a ti y cuando hayas conseguido ningunearla hurgando en las heridas de su alma, entonces empezarás a sentirte su amo. Comenzarán los pleitos y las humillaciones más duras. Entonces y sólo entonces, será cuando se vea tu verdadera faz. Pero para ella ya será tarde, porque tú ya la habrás convencido de que todo es por su culpa: por no vestir como te gusta, porque ella no tuvo tacto al hablarte, porque saluda al vecino en el portal...cualquier excusa valdrá para la bronca.
Ella no te conoce y sigue esperando que cambies, que vuelvas a ser aquél que la enamoró. Pero tú no eres.
Y yo te conozco.

20/7/2010

¿Todavía puede ser peor?

Después de ver al blandito de Gabi en su monólogo del viernes y puesto que la vida sigue porque sólo se ha removido un poco la Internete y para de contar, he pensado mucho en el crack del 29. He pensado en que no es cierto que la dictadura se haya desvelado ahora, puesto que yo la he sentido en mi entorno mucho antes. Volviendo la vista atrás al comienzo de todo esto, allá por 2005 cuando comencé el primer blog, ya entonces tuve acceso a los poemas de Chusa Lamarca. Ya entonces el FMI y la OMC  (y el Vaticano, y Bush haciendo el joputa, etc.etc) estaban manejando el cotarro maquiavélicamente aunque todavía no hablábamos de las subprime y de otros palabros mediáticos. Pero claro, Iñaki estaba entonces haciendo el "Hoy por hoy" en la SER...y yo seguía sin ver tan de sentido común meterme en una hipoteca aunque fuera un mantra entre familia, amigos, conocidos, compañeras y compañeros de curro, la panadera, el del estanco...etc. etecé...
Anoche estaba en Facebook hablando de la guerra civil con un amigo de un amigo. Salió el tema por el Pinto Monas y el otro chico que comentó primero el post, decía que teníamos que aprender de la historia porque la ausencia de partidos de centro en la Segunda República había radicalizado el espectro ideológico y apuntaba a esto último como la causa de la lucha fraticida. Yo no estoy completamente de acuerdo con esta postura, puesto que no asumo que ambos bandos tuvieran la misma responsabilidad. No ya en el alzamiento, si no también en lo que se refiere a la contribución de unos y otros a la situación convulsa que se desarrolló en el último bienio. Considero que las manifestaciones espontáneas de violencia durante la Segunda República, se produjeron por el analfabetismo de las gentes que participaron y que en este puto país, cuando hay problemas, las clases altas y el rancio poder eclesial, usea, los ppsunos, siempre lo aprovechan de manera oportunista para volver al poder. Como ahora. Como siempre. Aunque sea un análisis de andar por casa, es evidente que no hubo paciencia ni segundas oportunidades para los nobles objetivos de la Pepa. No interesaba.
Me voy por las ramas de la intención de este post. Mucho se ha dicho sobre la crisis de los treinta y de los brotes de racismo, xenofobia y nacionalismo exacerbado que vinieron con ella. Se observa con recelo, porque así pretende metérnoslo en el coco la caja tonta, como los grupúsculos de ultraderecha aumentan su poder en Europa. Barroso incluso habla de golpes militares a controlar. Cuba está en horas de prime time en los mass media. Todo esto mientras nos dicen que hemos de sucumbir a los mercados para tener una pensión tardía mañana.
Yo es que soy muy malpensada y creo que la batalla nos la están vendiendo perdida de antemano...aunque puede ser también que tengo el día individualista y optimista, porque el necio es muy salao y me envía cosas güenas para levantarme el ánimo de rojona ceniza. Hoy va y me manda esto al correo:


Gorgosh necio atalayo, asunto: La crisis.

"Ánimo! Pase lo que pase, siempre habrá una salida!"

Con este archivo adjunto:


No me dirán que no soy afortunada.