24 nov. 2008

La repanocha de la eviada.

Hoy he comenzado a asistir a un curso de formación subvencionado por el SCE (Servicio Canario de Empleo ). Casi 500 horas me separan de la obtención del diploma acreditativo, que me permitirá acceder a prácticas en empresas para probar profesionalmente en el mundo de la asistencia social.
La eviada-paradoja está en la titulación. En realidad no estoy segura de si se trata de una paradoja o, por el contrario, era inevitable...
TÉCNICO ESPECIALISTA EN ASESORAMIENTO Y TERAPIA FAMILIAR.

La información referente al curso que despertó mi interés por inscribirme, indica que en los próximos años este tipo de ocupaciones tendrán gran demanda. Espero que así sea.
No obstante, mi intención al solicitar la plaza no ha estado tan relacionada con mi situación de desempleo como pueda parecer. Mi motivación se acerca más a una necesidad de conocer la manera de adquirir control emocional frente a situaciones que me crean gran ansiedad. Quiero saber cómo enfrentar mis miedos y cómo superar mis bloqueos, ésos que me impiden argumentar con lucidez mis posturas. Y para ello tengo que conocer cómo actuar frente a quienes desencadenan mi ansiedad y mi angustia, en el momento en el que la agresividad verbal y la expresión corporal amenazante invade la atmósfera, haciendome sentir ahogo y descontrolando mis emociones.

Hace ya un tiempo que tengo constancia de que personas que pueden sentirse aludidas por mis palabras, pasan por aquí. Pero nunca han dejado comentarios. Es más, pienso que no comentan por no descubrir su visita, creyendo que no sería posible que yo sepa que han estado. De hecho, en su fuero interno saben que no me extraña su falta de interés , aunque yo les haya dicho varias veces a lo largo de los tres últimos años, que tengo blog y facilitado la dirección electrónica.

Después de tres semanas desconectada de la blogocosa, cuando vuelvo me encuentro gratas sorpresas y el acostumbrado afecto en forma de "¡toc,toc!,¿hay alguien?"... (Sois la leche y... ¡Pitu va a venir a las Canarias!!!!)

Mi hermano Ru y mi cuña Nuri han estado unos días. Se marcharon el sábado y me he quedado con un amargo sabor de boca. Mis expectativas eran otras. Le he notado distanciado y más encerrado en sí mismo de lo habitual. No se lo he dicho porque pensaba que podía estropearle las vacaciones. A toro pasado veo que ha sido un error no comunicarme con él, puesto que lo que le atenaza le ha impedido relajarse y disfrutar. Con lo que yo he fracasado doblemente.
Él negará automáticamente su estado de agarrotamiento en cuanto le exprese lo que me ha transmitido éstos días. Seguramente dirá que estoy equivocada, que no lo entiendo.
Lo que no podrá rebatirme es lo que he sentido yo: he sentido su desconfianza y mucha brusquedad. Hubo días en los que me parecía estar en Burgos, rodeada de los malos rollos de siempre de nuevo. No era Ru en concreto, sino lo que traía consigo en la mochila, la mala hostia que le rodea allí...y de la que yo me he alejado. Me he sentido culpable por dejar allí a mis hermanos pequeños, rodeados de tanta ponzoña. Después sopeso las opciones y me tranquiliza tener una absoluta certeza de que el camino tomado es el correcto, el paso dolorosamente necesario hacia la independencia emocional , que era inconcebible rechazar. Pasará a ser un cambio positivo en el momento en que yo recupere las riendas de mis emociones.
El momento está cerca. Me cargaré de fuerzas para extender la alfombra de la comunicación más dialogante que me sea posible. Si quieren escucharme, me oirán. Y aspiro a conseguirlo sin derramar lágrimas, serena y templada.

Pero ya hace mucho tiempo que dejé de creer en las bonanzas de la unidad familiar tradicional. Si después de plantear mis posturas vuelvo a ser atacada y tachada de desarraigada, no intentaré hacerles cambiar de idea ni remover sus conciencias.
El tiempo es nuestro implacable enemigo, y ahora que he descubierto que aquí puedo recuperarme y ser muy feliz, no perderé ni un minuto más de lo necesario.

15 comentarios:

Queralt. dijo...

Bienvenida de nuevo, preciosa Eva... aunque, esperándote como te esperaba, me he quedado algo estupefacta con tu entrada, más bien, desconcertada... más bien, diría que no la entiendo, a no ser que hables en primera persona de problemas familiares de envergadura... bueno, no quiero ser más indiscreta así que, te dejo un montón de besos de chocolate y, por supuesto, si consideras que debes eliminar este comentario... lo entenderé.
¡Por fin de vuelta! Y me alegro mucho, porque te echaba de menos.

Queralt.

Fet dijo...

Burgos es como cualquier otro sitio, Evi. Al final estás con los que te gustan, y el hecho de que esté hasta las trancas de curas y fascistas no tiene mayor incidencia en tu vida que la de ponerte de mala hostia de cuando en vez. Así que no veo por qué habrías de sentirte mal por dejar que tus seres queridos tengan su propia vida donde ellos desean. No son tu responsabilidad, y las decisiones que tomen, erradas o no, serán suyas.
Lo que no quita para que los ames hasta la locura y los apoyes más allá de lo incondicional.
O algo.

Evitadinamita dijo...

Queralt: Exacto, has dado en el clavo. Sé que quizá a mucha gente le resulte chocante y que ,en mi lugar, no haría lo mismo.
En realidad, son pensamientos en voz alta, o mejor dicho, escritos en un blog que me sirve de vía de escape.
Hace tiempo que huyo de la confrontación buscando tranquilidad. En mi entorno familiar no se puede decir lo que no gusta oir, no hay libertad de expresión si no va unida a follón y mala memoria con explosión de reproches incluída. La mala memoria domina a todos aquellos con adormecida conciencia, lo que suele desembocar en un juicio continuo a mi carácter y su manía por alejarse de lo que me daña. Por un lado va la realidad, en la que una niña de 10 años fue víctima de abandono, por otro lado va el surrealismo, en el que los pequeños, que supimos salir adelante por nuestra cuenta, debemos cuentas y buena cara a los mayores que nos dejaron tirados.
Es una sensación opresiva constante. El blog ahora es gris, porque pensé que estando fuera dejarían de juzgarme y de preparar las barricadas para la siguiente reunión. La cruda realidad es que llevo ya un mes de malos rollos...y todavía queda otro para las vacaciones. Lo peor es que mi hermano pequeño, con el que ahora vive Cris, ha venido agarrotado a Lanzarote. Con la perspectiva de la distancia, he adquirido un punto de vista distinto, que permite descubrir el estado en el que se encuentra el que llega a esta tierra de ritmo más pausado. Estos días atrás he podido percibir la misma situación en la que yo me encontraba antes de venir: tensión y ansiedad, cada vez que retornaban los juicios de valor.
Fetido: Gracias por tus palabras, soy consciente de que os faltan muchos datos. Pero creo que hay algo que malinterpretas. Si te fijas, no relaciono Burgos con este tema en el sentido que tú describes. Ahora no intento describir a las gentes de mi ciudad ni sus tendencias políticas. En éste caso es el lugar geográfico en el que se encuentran las personas a las que me refiero, que son mis familiares y además con amplia mayoría de ideologías progresistas. No voy a entrar a juzgar sus incoherencias o hipocresías con las ideas que defienden muchos de ellos. Si voy profundizando en la descripción de sus personalidades, durante el ejercicio que me he propuesto o no, quedará patente todo ello sin necesidad de juzgar explícitamente, que es lo que ellos suelen hacer conmigo.
Vamos a charlar de tópicos un rato.
Soy consciente de que hay muchas entradas destacando lo malo de mi tierra de origen; sé que pocas veces he contado mis experiencias positivas allí. Y resulta evidente que existe una asociación familia-Burgos que me ha impedido ver las cosas buenas durante mucho tiempo, por lo que el concepto que he transmitido es que no tengo mucho cariño a la aldea. Pero la realidad es otra. El problema es que tengo motivos para generalizar sobre la conducta de la gente de Burgos: he recorrido barras de bar de más de la mitad de la ciudad. Lo que no te voy a negar es que en el resto del país(o del mundo) no haya conductas similares o calcadas, pero en esos sitios no me he tirado casi 9 años trabajando, psicoanalizando a clientes que te cuentan su vida y esperan que les escuches sus marrones.
Sé lo que quieres decir y lo comparto, por supuesto que estás con quien quieres estar. Precisamente de éso se trata, de que prefiero estar con otra gente que no es mi familia en Burgos, de hecho , al no poder estar Audrey en casa de mi hermano porque tiene otro perro, voy a quedarme en casa de una amiga en navipeich, de mi mejor amiga, que me entiende y me escucha sin reproches.
Yo creo que el prejuicio no es un buen camino, mucho menos si va acompañado de tópicos sobre la gente del lugar. Pero creo que el carácter cerrado del castellano, que no impide su nobleza y forma parte de la personalidad de mucha buena gente que hay en Burgos, se relaciona con un sentido conservador, arcaico y opresivo de la idea de familia. Se podría decir que es inconcebible anteponer los amigos a la familia, a pesar de no tener contacto debido a la vida que llevamos o los problemas que puedan darse entre miembros.
Naturalmente, esto no quiere decir que no ocurra igual en otras sociedades de marcado caracter conservador. Pero, al final, podemos decir que la influencia de los curas sí tiene una relación con esta retrógrada conducta, que cala en personas con ideologías a priori de izquierdas o incluso con tendencia atea.

Premaswarupa dijo...

Eva, recuerdo que en alguna oportunidad habíamos hablado de un tema relacionado.
Si tanto hiere ir con la "familia", ¿por que no organizas una reunión de navidad en la isla lunar con los peques, tu hermano y Cris (sin olvidar al amor de tu vida que te cuida como a un tesoro)?

La vida, mi querida amiga, depende de la actitud que tomemos ante las cosas, siento (o más bien me parece) que hay demasiado dolor en Burgos como para teñir de gris tu colorido temperamento, no en esta, pero en cualquier época.

La gente, de la familia o de afuera, emitirá juicios siempre, con o sin razón, eres tú la que le dará o restará importancia a los juicios emitidos.

Alguna vez, le comentaba a mi mejor amiga que, metafóricamente, le damos a nuestros cariños una navaja al involucrarnos. Estos "cariños" saben cuales son tus puntos débiles y además aunque pueden, deciden no usar la navaja, porque te aman...
Entonces, así como les diste tu "navaja" a los cariños, puedes quitarsela, e impedir que ataquen otra vez.

Suena tonto lo que digo, pero sería como repetir lo que dije un poco más arriba. Si decidieras regresar por las fiestas a Burgos, resta importancia a la "mala vibra" que sientes allí, dedicate a reir y ser feliz y a ver y sentir lo que te gusta de ese sitio.
Si ya no consigues allí felicidad, mi querida, es mejor no regresar.

Te dejo muchos abrazos apretados, te quiero un mundo.
Seguiremos en contacto.

PD:
"TÉCNICO ESPECIALISTA EN ASESORAMIENTO Y TERAPIA FAMILIAR."

Que genial mi querida!
Adelante guapa, queda menos que antes para tener ese título.

ÁNIMO

Evitadinamita dijo...

Eres un amor, Adri!
Es complicado, muy complicado el tema. Desde luego tienes razón en lo de olvidarme de las malas vibraciones.
A Burgos quiero ir. De lo que no estoy segura es de celebrar algo en lo que no creo porque es obligado estar con la familia. Menos aún con los malos rollos que se están cociendo este año, de los que uno de los orígenes está en mi partida. Pero hay mucha gente a quien quiero ver, entre ellos a la familia de Jorge, que no tienen culpa de nada.
Gracias por los ánimos,guapa.
Voy a ver si me doy un garbeo que tengo ésto mu dejao.

Queralt. dijo...

Jóooooo... ¡cuánto lo siento! Me duele leer lo que díces... yo te imaginaba feliz en Lanzarote, alejada de lo que intuía desde hace tiempo (por un comentario tuyo en el space), una situación desagrable... pero claro, no alcanzaba a ver hasta qué punto.
Mira, Eva, estoy de acuerdo con tu amiga Premaswarupa, piensa un poco si, a pesar de todo, no quieres volver en realidad "buscando algo" que aún esperas de ellos. Ya sé que Jorge se merece todo, y por supuesto, ir a ver a su familia y que disfrutéis todos juntos pero, ¿es el momento? ¿Estás preparada? Perdona mi sinceridad, por favor, pero, con lo que nos has contado más la experiencia de cada uno que nos ayuda a "adivinar" mucho más, puedo decírte que, el tiempo que llevas alejada de todo ese mal rollo no es suficiente para volver segura, fuerte y con la coraza que, inevitablemente, has de aprender a ponerte para que, más adelante, pase a ser parte de tu personalidad pues, con la vida, aprendemos a poner las cosas en el sitio que realmente les corresponde o, cuando menos, a contemporizar y, todo ello, sin que nos sangre el alma. Ya sé que parece imposible pero, si tú en la lejanía consigues llenarte de tus propios valores y vas dejando que salga el dolor, el rencor, la amargura y todo lo que sea que mueve ahora tu ánimo, poco a poco irás poniendo distancia real entre ellos y tú y, transcurrido el tiempo, és que necesites para conseguirlo, podrás compartir con ellos tiempo y espacio sin que te hieran sus actitudes, sus prejuicios y sus juicios. Llegará el momento en el que, los veas actuar, y te sientas tan distinta y tan lejana a ellos, que podrás perdonarlos y hasta sentir misericordia por. Sin más obligación que la que te dicte tu justicia interior.
Bueno, no quiero que pienses ni por un momento que quiero entrometerme en tu vida, sólo te doy mi opinión, tal como esperaría la tuya si fuera al revés. Y con todo el cariño te lo digo. Y sabes que es sincero.
Ánimo con ese curso que te ofrecerá oportundidades que, sin duda, llenarán tu corazón de mil maneras.
Eres un cielo.

Besos de chocolate.

Victoria dijo...

No sé cómo lo hace, pero Adri termina acertando siempre.

Nena, si hay malos rollos y ni atisbos de solucionarlos, lo mejor es intentar ser feliz. Si no puede ser en Burgos, que sea en la Luna. Lo que importa es que seas feliz con la gente que quieres y que te quiere, no dónde.

La familia no es la sangre, nena, y tú lo sabes.

Muchos besos, guapa.
Y sé feliz ¿me lees? ;)

Evitadinamita dijo...

Queralt, preciosaaa!! :)
En absoluto me molesta que opines, parte del ejercicio consiste en escuchar las opiniones de personas objetivas.
Tienes toda la razón en lo que dices de que es pronto para exponerme, y sobre la construcción de la coraza, estoy en ello, tranquila querida. Pero lo que creo que no me habéis entendido es que quiero ir a Burgos. De verdad. Como dice Victoria, familia no se es por cosanguinidad. Ahí está la cuestión: ellos saben que opino así y se molestan por ello. Máxime cuando los que me mueven a ir son una pequeña parte de la familia, junto con mis amigos, mis cuñados con los que tengo una relación estupenda (que por cierto, el pequeño tiene concier el 26 de Diciembre y han ganado recientemente el festival de CyL)
Emitid vuestras opiniones sin problema, comparto todo ésto con vosotros porque me reveláis verdades y me ayudáis a clarificar ideas. Es una purga efectiva.
Espero no parecer prepotente, Queralt, sé que es difícil de creer que ya dí el paso hacia la compasión, que son ellos los que están cargados de rencor y sentimientos negativos. Pero tienes razón en que es cuestión de tiempo.

Y que aquí soy muy, muy feliz, de verdad, Miss, cariño, te leo y te tengo en cuenta siempre, eres un referente para mí. No os preocupéis, que a pesar de estar pensando en la navipeich, estas preocupaciones aquí son infinitamente menos frecuentes que allí, y los malos ratos pasan rápido. Y tengo un marido que vale minolles, me cuida y me arrea para hacer las cosas que no pude en otro tiempo, cada vez más lejano.
Que conste que la ausencia (en la Interné) se debe también en gran parte a los tatos que han venido de 'vacas', porque me he pateado la Isla Lunar con ellos y no tenía mucho tiempo pa la Interné.

Os quiero minolles de kilos, guapas. Gracias mil.

bactrio dijo...

Qué tal?

Capitan Tormentas dijo...

• Deberías de dejar que ese exilio emocional te permita conjurar la acidez y esperanza de todo comienzo con el grato sinsabor de la nostalgia, convenciéndote así, de que la añoranza de la tristeza por el fracaso inminente es una inexorable variante de tu futura felicidad, igual que una cicatriz acaba pareciendo el abalorio de un golpe. Encantadísimo de que volvieras. Un beso

bactrio dijo...

Quieres serrrr mi amigo?

Tinutxi dijo...

Tati, no había leido esta entrada tuya.
Bueno ya sabes que yo te espero aqui y que mi apoyo es incondicional.
Me muero de ganas de que vengais, tengo muchísimas ganas de veros, os echo mucho de menos. Pero ya no queda naaa =)

Bueno tati, mañana hablaremos me imagino xD

Por cierto tati, si quieres pasate por mi blog y en mis enlaces entra en "Despierto dereoente" y en "Seres desencadenados" son mis amigas de la escuela, que las he blogocontagiado =)

te amoro tataaaaa

amigoplantas dijo...

Es simple, cuando tu estás brillando lo demás....

Small Blue Thing dijo...

(muyrapidamentequemepillaltoro)

¡Feliz 2009, y que esté lleno de bendiciones!

Queralt. dijo...

Eeeeeeeeeeeeoooooooo... ¿estás o no estás?
¡Evita! ¿Por dónde andas?
Bueno, mientras recibo tu respuesta, te dejo todos mis mejores deseos para el nuevo año. Ojalá todo lo que necesites lo consigas. Ojalá todo lo mejor, te sea dado y reconocido.
Muchos besos a los dos, parejita.
¡Ah!, vengo de un nuevo blog, el que quiere sustituir a Las Cerezas en el Campo.

Queralt.