13 sept. 2010

Hermanos pequeños.

En su casa, Santiaguito tocaba la guitarra poniendo banda sonora a la conversación de su madre con sus tías. Yo observaba divertida la escena, comprobando que el sonido de las notas, por habitual, parecía obviado.
Lo "normal" ...
La conversación era jovial y estaba salpicada de comentarios ingeniosos de la pequeña de las hermanas de su madre. Y la guitarra acústica sonaba cálida, amable, reconfortante.

Una conjunción espontánea, casual pero también causal de buenas vibraciones...


Imagen: Entertainiment 13 de agosto de 2010, Plaza del Trigo, 
Aranda de Duero. 
Fotografía original: Victor Sainz

4 comentarios:

NecioAtalayo dijo...

Es como una fotografía de un pequeño momento... A veces nos acostumbramos a las cosas buenas, y acabamos no viéndolas, como el que hay gente que siempre está ahí cuando se la necesita, como el sonido de la guitarra de tu hermano, como el calor del afecto, como el valor de una madre, cosas que dan sentido a la vida, como tenerte cerca..!
(P.D.: Me encanta cuando vuelves a tu reserva natural, y ver tus fotitos "customizadas")

Arnau dijo...

Eso que me he perdido. Yo soy el hermano pequeño de mi familia.

bactrio dijo...

Te amo, mi pequeña coliflor! :D

Queralt. dijo...

Detalles, instantes efímeros estampados sobre el aura de la propia vida...
Yo sería la que lo observa todo, la que disfruta de la imagen, complacida. Aunque, como me diera por hablar, sería como una cotorra con incontinencia verbal, jejejjeje